CULPABILIDAD

CULPABILIDAD

CONCEPTO DE CULPABILIDAD

Una acción típica y antijurídica sólo es culpable si le puede ser imputada al sujeto en concreto, en la situación concreta en que se hallaba, que hubiera obrado en contra de las exigencias del ordenamiento jurídico.

La culpabilidad del autor, entendida como reproche por haber actuado en contra de la norma, pudiendo conocerla, es un peldaño de la teoría del delito o lo que se ha dado en llamar la imputación de segundo grado, en cuanto conocimiento de la antijuridicidad.

Quien habla de la culpabilidad, necesariamente, habla del hombre y de su libertad. Si se intenta llegar al punto central de la culpabilidad, entonces se debe hablar de la relación existente entre este hombre libre y un orden normativo. Esta relación exige que ese orden, que en parte ha sido creado por él, debe ser comprendido a los efectos que pueda actuar de acuerdo a los mandatos y prohibiciones. Entonces de lo que se trata es de la posibilidad de comprensión del orden jurídico y de actuar conforme a ese orden. Sin esa comprensión del orden normativo es imposible, en el caso concreto, reprocharle al sujeto su conducta. Luego en la culpabilidad, el sujeto debe actuar sabiendo que lo hace en contra del orden normativo. De modo que cuando el sujeto actúa en base a sus deseos egoístas, incumpliendo el deber normativo, se le deberá hacer el reproche. Para ello se debe afirmar que libertad y comprensión de la antijuridicidad son elementos esenciales de la culpabilidad.

Los dos elementos de la culpabilidad son:

  1. La posibilidad de la conciencia del injusto, que es el elemento intelectual de la culpabilidad;
  2. La posibilidad de actuar en la medida de esa conciencia, que es el elemento volitivo de la culpabilidad.

Exigibilidad de otra conducta

Se analiza si la infracción al ordenamiento pudo ser evitada. Ello sólo es posible si el sujeto, en la situación en que se hallaba, podía haber actuado de otro modo y de acuerdo con las exigencias del ordenamiento jurídico, en lugar de haber actuado como actuó.

La culpabilidad es el juicio personal luego de determinar que hay acción típica y antijurídica. Puede existir una acción típica y antijurídica no culpable, pero no una acción culpable que no sea típica y antijurídica.

La culpabilidad tiene directa relación con el principio de legalidad. Quien no entienda que su acción es lícita por diversas razones, o, entendiendo, no pueda actuar, también por diversas razones, no está en condiciones de ser sujeto de imputación y por ende tampoco de que se le imponga una pena.

PRINCIPIO DE CULPABILIDAD

El principio de culpabilidad marca la oposición a una responsabilidad por el resultado referida exclusivamente a la imputación de hechos objetivos. Se trata del reconocimiento de las circunstancias individuales que son significativas para la determinación de la pena concreta.

  • No hay pena sin culpabilidad.
  • La pena no debe rebasar la medida de la culpabilidad.
  • Es una exigencia del respeto a la dignidad de la persona humana.
  • La imposición de una pena sin culpabilidad, o si la medida de la pena rebasa la medida de la culpabilidad, supone la utilización del ser humano como un mero instrumento para la consecución de fines sociales: grave atentado a la dignidad.

NO HAY PENA SIN CULPABILIDAD

  • Directa relación de la culpabilidad con el principio de legalidad.
  • Si toda la dogmática penal es una imputación al autor de su acción/omisión y del resultado de ellas, es claro que en un momento dado se exige que este autor haya tenido la posibilidad real de conocer su injusto à culpabilidad.
  • Es absurdo imputar un hecho ilícito a alguien que no haya sabido que su accionar era violatorio de la ley.
  • Para ello es necesario que tenga la capacidad de poder comprender la ilicitud de su conducta y además actuar en consonancia con esa comprensión.

Quien no entienda que su acción es ilícita por diversas razones (enfermedad mental, error, etc.), o, entendiendo, no pueda actuar, también por diversas razones (estado de necesidad exculpante, no exigibilidad), no está en condiciones de ser sujeto de imputación.

SUJETO DE IMPUTACIÓN

Solo al sujeto de imputación que resulta culpable se le puede imponer pena.

La idea de que “no hay pena sin culpabilidad” no puede ser completada por principios de prevención. La cuestión de la culpabilidad no se limita a los fines de la pena ni queda reducido a ello.

  • Entender ilicitud
  • Poder actuar

LA IMPUTACIÓN DE SEGUNDO GRADO

Responsabilidad y acción

La condición necesaria para romper el procedimiento de la causalidad natural se encuentra en la causa moralis, que es un elemento indispensable para poder formalizar la imputación de responsabilidad.

La imputación a la libertad del autor pertenece a:

  • El mundo del deber ser;
  • El mundo del derecho;
  • El mundo normativo.

Encuadre sistemático

La culpabilidad aparece en la imputación de segundo grado y en el tercer peldaño de la teoría del delito, una vez que se ha afirmado la imputación de primer grado, que contiene la tipicidad y la antijuridicidad.

La culpabilidad no tiene como función la de percibir, sino la de juzgar. Se trata en la culpabilidad de analizar la capacidad elemental del hombre de poder actuar de otro modo, lo que hace posible el reproche al autor por su conducta contraria a la norma, como el no reproche en los casos en que ello no es posible.

El tema de la culpabilidad que va ligado al de la justificación de la pena está en poder afirmar la posibilidad de la libertad del sujeto, pero entendida como posibilidad del manejo causal. El principio de “poder actuar de otro modo” del hombre es una condición previa para poder decidir sobre el mérito y la culpabilidad de una persona y que hace posible la culpabilidad y la pena.

La autonomía de la voluntad

Para que pueda darse la culpabilidad penal se exige como requisito la posibilidad de la autonomía de la voluntad y la posibilidad de que la razón práctica actúe con base en la ley.

Constitución y culpabilidad

El juicio de desvalor en la culpabilidad se asegura porque el autor, dolosa o imprudentemente, se ha colocado voluntariamente por debajo de lo que el Derecho exige cuando esto era evitable para él. El juicio de culpabilidad tiende entonces a la comprobación de que el autor habría podido conformar su voluntad de acuerdo a la comprensión de lo ilícito, y sin embargo actuó en contra de lo que es lícito.

La conciencia de la antijuridicidad significa que el autor sabe que realiza una acción que no está permitida, sino prohíba. Luego, el error sobre la antijuridicidad no es otra cosa que el autor sabe que realiza el tipo penal, pero tiene error sobre esa prohibición, creyendo que su conducta era permitida. Esto significa que creía que la prohibición no existía o que su conducta estaba en ese caso permitida o justificada. Se trata entonces de que el erro sobre la antijuridicidad es un error de prohibición.

La pena requiere culpabilidad. Culpabilidad es reprochabilidad. Con el juicio de desvalor de la culpabilidad se le reprochara al autor que él no ha adecuado su conducta a la medida del Derecho, que se ha decidido en favor del injusto, aunque habría podido decidirse a favor del Derecho y que su conducta fuera a la medida de lo jurídico.

La culpabilidad como concepto jurídico solo es posible de ser pensada cuando el Derecho comprende en si la razón subjetiva del sujeto que actúa, como elemento constitutivo y no solo como una supresión de las formas. De este modo el fundamento y la medida de la culpabilidad se producen en la realidad interna de una falta hacia la comprensión de ese orden jurídico, ya que la culpabilidad se fundamenta en el injusto.

CAUSAS DE EXCLUSIÓN DE LA CULPABILIDAD

  1. Incapacidad de culpabilidad;
  2. Coacción;
  3. Estado de necesidad exculpante;
  4. Error de prohibición;
  5. Inexigibilidad de otra conducta.


AYUDANOS A SEGUIR MEJORANDO

DONÁ 50 PESOS
DONÁ 100 PESOS
DONÁ 200 PESOS
DONA DESDE CUALQUIER PARTE DEL MUNDO EL IMPORTE QUE PUEDAS



VOLVER AL INICIO DEL CURSO
SIGUIENTE LECCIÓN
LECCIÓN ANTERIOR

2 comentarios en «CULPABILIDAD»

Deja un comentario