ACCIÓN SUBROGATORIA

¿TE GUSTARÍA TENER EL POWERPOINT QUE SE UTILIZÓ PARA GRABAR ESTA CLASE?
Solamente tenés que hacer click en este enlace para descargarlo…

ARTÍCULO 739.- Acción subrogatoria.

El acreedor de un crédito cierto, exigible o no, puede ejercer judicialmente los derechos patrimoniales de su deudor, si éste es remiso en hacerlo y esa omisión afecta el cobro de su acreencia.

El acreedor no goza de preferencia alguna sobre los bienes obtenidos por ese medio.

La acción subrogatoria es también “indirecta”, ya que consiste en una prerrogativa del acreedor, y tiene por objeto mantener incólume el patrimonio del deudor, considerado como garantía común. Esta acción permite remplazar al acreedor inactivo, ya que subrogar significa sustituir o poner a alguien en lugar de otra persona.

En definitiva, puede decirse que permite al acreedor subsumirse en los derechos de su deudor, en virtud de su inercia, pretendiendo incorporar bienes en el patrimonio de aquel, para finalmente ensancharlo.

Todo lo que se obtenga del ejercicio de la subrogación por parte del acreedor, ingresa en el patrimonio del deudor subrogado. En consecuencia, el acreedor subrogante no cuenta con privilegio sobre lo producido de tal manera, merced a su accionar. Ello, toda vez que la acción subrogatoria no convoca a una pretensión autónoma, sino que genera una legitimación para estar en el proceso, empero, en nombre del deudor subrogado.

CONDICIONES PARA SU EJERCICIO

  1. Calidad de acreedor del subrogante: Se le otorga la legitimación a cualquiera, sin distinción, bajo el único requisito de que sea titular de un crédito cierto, considerando, incluso, a aquellos sujetos a término o bajo condición suspensiva.
  2. Inacción del deudor: el ejercicio de esta acción exige una inactividad o inercia por parte del deudor, quien debe ser remiso a ingresar a su patrimonio aquello que le es debido. No resulta necesario determinar cuál fue el factor subjetivo que motivó al deudor a mantenerse inactivo, ya que el requerimiento legal se abate únicamente ante un hecho puramente material, consistente en la omisión, representada por la inercia del solvens, a quien se atañe subrogado.

CITACIÓN DEL DEUDOR

ARTÍCULO 740.- Citación del deudor.

El deudor debe ser citado para que tome intervención en el juicio respectivo.

En virtud de que se encuentran en juego derechos constitucionales, como lo son el derecho de propiedad y el derecho al ejercicio de la libertad individual, esta norma impone, con carácter indispensable y como paso previo al traslado de la acción al demandado, que se cite al deudor subrogado. Esta comunicación se instruye en miras a sanear la inactividad del deudor.

La citación otorga al deudor la facultad de oponerse a la subrogación en el caso de que aquella reclamación resulte desacertada, debiendo demostrar, entonces, el ejercicio de una actividad conducente, dirigida a obtener el cobro de su crédito.

DERECHOS EXCLUIDOS

ARTÍCULO 741.- Derechos excluidos.

Están excluidos de la acción subrogatoria:

a) los derechos y acciones que, por su naturaleza o por disposición de la ley, sólo pueden ser ejercidos por su titular;

b) los derechos y acciones sustraídos de la garantía colectiva de los acreedores;

c) las meras facultades, excepto que de su ejercicio pueda resultar una mejora en la situación patrimonial del deudor.

Como regla general la acción subrogatoria procede con relación a todos los derechos patrimoniales del deudor subrogado. No obstante, esta norma impone tres excepciones:

  1. Derechos patrimoniales inherentes a la persona: Esta clase de derechos son aquellos cuyo ejercicio es inseparable de la individualidad de la persona, como por ejemplo una indemnización por afectaciones a la dignidad.
  2. Derechos con respecto a los bienes excluidos de la garantía común: Los bienes excluidos de la garantía común son los que menciona el artículo 744 del Código Civil y Comercial de la Nación.
  3. Meras facultades del deudor: Quedan desligadas de la acción la aceptación de ofertas contractuales dirigidas al deudor, las facultades de uso, goce y administración, las facultades de disposición, entre otras.

DEFENSAS OPONIBLES

ARTÍCULO 742.- Defensas oponibles.

Pueden oponerse al acreedor todas las excepciones y causas de extinción de su crédito, aun cuando provengan de hechos del deudor posteriores a la demanda, siempre que éstos no sean en fraude de los derechos del acreedor.

El demandado se encuentra facultado para interponer ante el acreedor subrogante todas las prerrogativas que coadyuven a demostrar la ineficacia de su acción.

Corresponde destacar que los efectos de la sentencia abarcan el crédito íntegro que el deudor demandado tuviera contra el deudor subrogado. Ello, puesto que no se limitan los alcances del fallo al crédito que pudiera poseer el acreedor subrogante.

En virtud de que el actor no gozará con privilegios, es conveniente solicitar la traba de un embargo preventivo una vez ingresado el bien al patrimonio del deudor, a fin de resguardar la posibilidad de cobro.

AYÚDANOS A SEGUIR CREANDO

Haciendo click en alguno de los botones que están más abajo nos podés ayudar con una pequeña donación a través de Mercado Pago.