INDIGNIDAD

CONCEPTO

Se define la indignidad como la sanción operada por medio de sentencia judicial, y a petición de los legitimados activamente, en virtud de la cual se produce la caducidad de la vocación sucesoria, y hace que el declarado indigno sea excluido de la sucesión.

La indignidad contraría la vocación sucesoria e impide el mantenimiento de la herencia para la cual el heredero había sido llamado por ley o por testamento.

Puede ser decretada tanto respecto de un heredero como de un legatario, porque el fundamento moral que la sostiene posibilita aplicarla a ambos tipos de sucesores.

No se trata de un supuesto de incapacidad. El posible indigno recibe la herencia y puede mantenerla mientras nadie demande su declaración de indignidad y no se dicte sentencia.

La exclusión del indigno sólo puede ser demandada después de abierta la sucesión, a instancia de quien pretende los derechos atribuidos al indigno. También puede oponerla como excepción el demandado por reducción, colación, o petición de herencia.

La indignidad debe ser decretada por sentencia judicial, no se aplica de oficio y sólo procede por demanda de quienes se encuentran legitimados.

CAUSALES

ARTICULO 2281.- Causas de indignidad.

Son indignos de suceder:

  1. los autores, cómplices o partícipes de delito doloso contra la persona, el honor, la integridad sexual, la libertad o la propiedad del causante, o de sus descendientes, ascendientes, cónyuge, conviviente o hermanos. Esta causa de indignidad no se cubre por la extinción de la acción penal ni por la de la pena;
  2. los que hayan maltratado gravemente al causante, u ofendido gravemente su memoria;
  3. los que hayan acusado o denunciado al causante por un delito penado con prisión o reclusión, excepto que la víctima del delito sea el acusador, su cónyuge o conviviente, su descendiente, ascendiente o hermano, o haya obrado en cumplimiento de un deber legal;
  4. los que omiten la denuncia de la muerte dolosa del causante, dentro de un mes de ocurrida, excepto que antes de ese término la justicia proceda en razón de otra denuncia o de oficio. Esta causa de indignidad no alcanza a las personas incapaces ni con capacidad restringida, ni a los descendientes, ascendientes, cónyuge y hermanos del homicida o de su cómplice;
  5. los parientes o el cónyuge que no hayan suministrado al causante los alimentos debidos, o no lo hayan recogido en establecimiento adecuado si no podía valerse por sí mismo;
  6. el padre extramatrimonial que no haya reconocido voluntariamente al causante durante su menor edad;
  7. el padre o la madre del causante que haya sido privado de la responsabilidad parental;
  8. los que hayan inducido o coartado la voluntad del causante para que otorgue testamento o deje de hacerlo, o lo modifique, así como los que falsifiquen, alteren, sustraigan, oculten o sustituyan el testamento;
  9. los que hayan incurrido en las demás causales de ingratitud que permiten revocar las donaciones.

En todos los supuestos enunciados, basta la prueba de que al indigno le es imputable el hecho lesivo, sin necesidad de condena penal.

ACCIÓN DE INDIGNIDAD

La exclusión del heredero sólo puede lograrse a través de la “Acción de Indignidad”.

ARTICULO 2283.- Ejercicio de la acción.

La exclusión del indigno sólo puede ser demandada después de abierta la sucesión, a instancia de quien pretende los derechos atribuidos al indigno. También puede oponerla como excepción el demandado por reducción, colación o petición de herencia.

La acción puede ser dirigida contra los sucesores a título gratuito del indigno y contra sus sucesores particulares a título oneroso de mala fe. Se considera de mala fe a quien conoce la existencia de la causa de indignidad.

Debe iniciarse luego de la apertura de la sucesión. Deberá deducirse por el trámite que posibilite un amplio debate.

Mientras no sea declarada la indignidad, el posible indigno ostenta la calidad de heredero. El actor de la acción de indignidad puede reclamar la adopción de medidas cautelares tendientes a impedir la realización de actos que puedan menguar los bienes de la herencia.

La sentencia que hace lugar a la declaración de indignidad provoca la exclusión del demandado de la sucesión del causante. El accionante acrece su porción hereditaria si concurre con el indigno, o recibe la totalidad de la herencia si lo desplaza.

Caducidad de la acción de indignidad

ARTICULO 2284.- Caducidad.

Caduca el derecho de excluir al heredero indigno por el transcurso de tres años desde la apertura de la sucesión, y al legatario indigno por igual plazo desde la entrega del legado.

Sin embargo, el demandado por el indigno por reducción, colación o petición de herencia, puede invocar la indignidad en todo tiempo.

EFECTOS DE LA INDIGNIDAD

ARTICULO 2285.- Efectos.

Admitida judicialmente la exclusión, el indigno debe restituir los bienes recibidos, aplicándose lo dispuesto para el poseedor de mala fe. Debe también pagar intereses de las sumas de dinero recibidas, aunque no los haya percibido.

Los derechos y obligaciones entre el indigno y el causante renacen, así como las garantías que los aseguraban.

En indigno es equiparado al poseedor de mala fe, y su obligación no se reduce a restituir sólo los frutos y productos percibidos desde el momento de la apertura de la sucesión, sino que también está obligado a restituir los que por su culpa o negligencia dejó de percibir.

Efectos respecto de terceros

Aquellos derechos que los terceros hubieran recibido del indigno son válidos, aún las donaciones. Entonces, para quienes hubieran contratado con el indigno, la declaración de indignidad no tiene efectos retroactivos ni reipersecutorios.

PERDÓN DE LA INDIGNIDAD

ARTICULO 2282.- Perdón de la indignidad.

El perdón del causante hace cesar la indignidad. El testamento en que se beneficia al indigno, posterior a los hechos de indignidad, comporta el perdón, excepto que se pruebe el desconocimiento de tales hechos por el testador.

El perdón debe ser instrumentado necesariamente en un testamento de fecha posterior a los hechos configurativos de las causales de indignidad. Puede ser:

  • Expreso: el perdón surge en forma expresa en alguna disposición testamentaria;
  • Tácito: instituye heredero o legatario a quien ha incurrido en alguna causal de indignidad.
ESTE RESUMEN ES UNA VERSIÓN ACOTADA DEL ARCHIVO COMPLETO, PERO NO TE PREOCUPES, HACIENDO CLICK EN ESTE ENLACE VAS A PODER DESCARGAR EL RESUMEN COMPLETO
¿TE GUSTARÍA TENER EL POWER POINT QUE SE UTILIZÓ PARA GRABAR ESTA CLASE?
Solamente tenés que hacer click en este enlace para descargarlo…

AYUDANOS A SEGUIR MEJORANDO

Haciendo click en alguno de los botones que están más abajo nos podés ayudar con una pequeña donación a través de Mercado Pago.

COMPRA NUESTROS PRODUCTOS